jueves, 8 de diciembre de 2016

Pechugas de pollo con mandarinas y guindas ⭐⭐⭐

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.   
         
Ingredientes:

4 pechugas enteras de pollo
1 kg. de mandarinas
1 bote de guindas rojas en almíbar
1 cebolla grande
1 rama de perejil sin el tallo                                
1 diente de ajo
1 hoja de laurel                                                
1/2 vaso de los de cortado de whisky
vaso de los de cortado de vino blanco
1 vaso de los de agua de caldo de pollo suave
pimienta blanca
aceite de oliva virgen extra
mantequilla
sal

Preparación:

Salpimentar las pechugas, y ponerlas a dorar en una cazuela, con tres cucharadas de aceite.

Aunque al principio debemos poner el fuego fuerte, una vez las pechugas hayan cogido un poco de color, poner el fuego a media potencia, para que no se quemen.

Una vez doradas por los dos lados, sacar del fuego y reservar.

Triturar en una minipimer o vaso americano, la cebolla, el ajo y el perejil, previamente pelados y lavados. 

Una vez triturada la cebolla, el ajo y el perejil, sofreír en la cazuela donde se han dorado las pechugas y aprovechando el aceite del mismo, si es necesario añadir un poco más de aceite, se añade.

Cuando esté el sofrito casi hecho, se le incorpora la hoja de laurel, el zumo de 6-7 mandarinas, el vaso de vino, el whisky y el caldo.

Se deja hacer chup-chup lentamente y finalmente se le añade una cucharada de mantequilla. Se incorpora el pavo y las guindas escurridas y se deja que se cocine por espacio de 15 minutos aprox.

Si vemos que necesita un poco más de zumo de naranja o caldo, se le añade.

Dejar reposar mínimo 2 horas.

Decorar con rodajas de mandarina natural, o pasada por la plancha y dorada y con las guindas.

Vino recomendado:

Un cava brut nature tipo, Anna de Codorniu, o un tinto joven tipo Jardins negre 2014 del Empordá.
Servir en cave entre 6-8 grados y el tinto entre 12-14 grados, aunque se puede servir hasta 16 grados.

Consejos y comentarios:

Este plato, se puede hacer con diferentes aves como, pavo, pato y con cualquier carne blanca.

Las guindas pueden ser verdes, si así lo preferimos, o de los dos colores mezcladas.

Se puede utilizar zumo de mandarina industrial, pero queda mucho más bueno con mandarina natural.

Mejor hacer el plato de un día, para otro, pues queda mucho más bueno.

El caldo de pollo mejor natural, pero se puede utilizar caldo de supermercado, siempre y cuando sea caldo de pollo suave, al que no le hayan añadido hueso de jamón, col o algún otro sabor fuerte. Es mejor un caldo suave, para que no distorsione el sabor del plato.

La receta también se puede hacer con pechuga de pavo, o con un pavo entero al horno y hacer la salsa aparte.

El plato se puede acompañar con unas patatas parisinas, con mantequilla y perejil.


                                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario