viernes, 9 de diciembre de 2016

Langosta de surimi navideña ⭐⭐⭐

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.   


Ingredientes:      

4 colas de langosta de surimi 
2  latas de anchoas
2 rulos de queso de cabra   
1 bolsa de brotes de lechuga
miel
pimienta negra
aceite de oliva virgen extra
agua mineral

Preparación:      

Poner en cada plato una base de brotes de lechuga.
Por otro lado, poner un cazo con agua a calentar y cuando hierva, poner las colas, apagar el fuego,  tapar y dejar las colas hasta que las necesitemos.
Abrir las latas de anchoas, escurrir el aceite y reservar.
Cortar a rodajas el queso de cabra y calentarlo ligeramente en el microondas, habiendo untado previamente el recipiente con aceite, para que no se pegue el queso.
Escurrir las colas de surimi de langosta y lonchear la mitad.
En un recipiente, poner la mitad del aceite de las anchoas y 4 cucharadas de miel. Mezclar y reservar.
                                                                                                                                                 
Montar el plato:

Sobre el fondo de brotes de lechuga, poner alrededor del plato el queso de cabra cortado. Entre queso y queso, una loncha de cola de langosta. En el centro, la cola que no hayamos loncheado y encima de la langosta loncheada y de la entera, un filete de anchoa.
Espolvorear con la pimienta todo el plato, a nuestro gusto.
Con una cuchara, pasar por encima de todo el plato, un hilo de la mezcla de aceite de anchoa y miel.
Servir inmediatamente.

Vino recomendado:

Un blanco, tipo Blanc Pescador del Empordá, o un Yllera Verdejo de Rueda.
Servir entre 6-8 grados.

Consejos y comentarios:

El surimi es un sucedáneo de pescado que es muy sabroso y que puede hacerte quedar bien, sin gastarte demasiado dinero.
Podemos hacer con la cola de langosta lo que dice la receta, o loncharla totalmente y en medio, poner también la langosta fileteada.
Las anchoas pueden ser las que queramos, pero siguiendo la idea del plato de que no sea caro, con unas anchoas normales de supermercado, el plato queda muy bien. Lo que tenemos que hacer es, lavar las anchoas con agua mineral, quitarle parte de las espinas y dejarlas en vinagre 1 hora como mínimo, para quitarle el exceso de sal, suavizarlas y darles un sabor añadido y muy rico con el vinagre. Posteriormente, le podemos poner un poco de pimentón rojo, y tendremos unas excelentes anchoas.
El queso de cabra de rulo es ideal, pero se puede sustituir, por queso brie, o camenbert, que también tienen corteza comestible y quedan también muy bien con este plato.
La miel puede ser la que queramos, pero recomiendo que no sea demasiado fuerte, para que no destaque demasiado y no tape el resto de sabores.
La pimienta puede ser o blanca, (casi no se verá en el plato), o negra, (destacará en el plato).
El aceite de anchoa restante, se puede guardar y reutilizar para aromatizar ensaladas o salsas.


                                                                     
         





No hay comentarios:

Publicar un comentario