domingo, 18 de septiembre de 2016

Pan de hamburguesa de trigo serraceno ( sin gluten)

Las proporciones de esta receta son para 6 personas.                      

Ingredientes:

600 g. de trigo sarraceno
600  ml. de agua templada, ( 3 vasos de agua normales) **
1 cuchara de postre de sal
1 cuchara de postre de levadura natural seca
semillas sin gluten **

Preparación:

Poner en un bol, la harina, la sal, la levadura y mezclamos muy bien.

Una vez hecha la mezcla, ir añadiendo agua templada poco a poco, e ir removiendo, hasta que quede una masa tipo puré espeso. Dejar reposar la mezcla tapada con un trapo de cocina limpio 2 horas en un lugar calentito y si hace frío, 3 horas.

Una vez haya reposado la masa, encender el horno a unos 200 grados aprox., dejar que se caliente bien el horno y de mientras, untar unos moldes en forma redondeada con mantequilla o aceite, para que no se pegue la masa, ( si los moldes son de silicona, no hace falta, no obstante tampoco pasa nada si lo untamos igual). 

Ir poniendo masa hasta 3/4 partes del molde, adornar por encima con las semillas que hayamos elegido y una vez caliente el horno, poner los panecillos por espacio de 40 minutos aprox. Trascurrido este tiempo, pinchar un panecillo hasta el fondo, con un cuchillo o varilla de pinchitos, y si sale limpio de masa, es que ya están cocinados.

Dejar enfriar un poco para no quemarnos, desmoldar y dejar enfriar del todo en un lugar sin corrientes de aire y a temperatura ambiente.

Consejos y comentarios:

El trigo sarraceno tiene muchas propiedades nutricionales, entre ellas, la de tener un alto valor biológico al contener proteínas con una cantidad suficiente de aminoácidos esenciales, ( entre ellas la lísina, escaso en otros cereales), que lo hacen altamente saludable y completo.

En realidad el trigo sarraceno, ni es trigo, ni es un cereal. Se le cataloga como pseudocereal, pues no pertenece a la misma familia, del arroz, avena, trigo y otros cereales.

No contiene glúten, lo que le hace ideal para que lo consuman los celíacos.

Calorías, las tiene similares al arroz, trigo, etc.

Posee muchas vitaminas, minerales., ( vitaminas grupo B, vitamina E, magnesio, potasio, hierro, fósforo, sodio, calcio, azufre, zinc, yodo y manganeso) y posee un alto contenido en Omega-6.

Es energético, es muy bueno para controlar la obesidad, ( tiene mucha fibra, por lo que regula en tránsito intestinal y posee carbohidratos de absorción lenta, por lo que no provoca picos de insulina y por lo tanto la sensación de saciedad dura más. 
Previene las enfermedades del corazón,( evita el endurecimiento de las arterias), de los riñones, el colesterol, hipertensión, cansancio, depresión, ansiedad,( contienen altas  cantidades de triptófano). Es apto y muy bueno para diabéticos, (consultar siempre al médico de cabecera).

Es muy importante dejar reposar la masa el tiempo estipulado y en un lugar caliente. Si hace frío en la cocina, dejarlo reposar en cualquier lugar de la casa que tenga calefacción, ( en verano no hace falta). El resultado es mejor si el lugar de reposo está caliente, que si está frío, aunque lo tengamos más tiempo.

** Podemos poner las semillas y cereales sin gluten que queramos, como; sorgo, sésamo, alpiste, quinoa, avena, lino, semillas de amapola, etc.

Este pan tiene una textura y sabor diferentes del pan blanco, pero es muy bueno y sabroso. Hay que tener en cuenta, que al carecer de gluten, no sube tanto como el pan ¨normal¨ pues una de las características del gluten, es que da volumen.

El trigo sarraceno no es difícil de encontrar, ni excesivamente caro. Además de estar a nuestra disposición en tiendas de dietética, también lo podemos encontrar en Carrefour, de la marca Ecocesta, ( aun precio bastante asequible, 1/2 kg. 3'30 €) y además ecológico.

La levadura, mejor natural y seca, (  no necesita hidratarse y se puede añadir directamente a la mezcla). 
Si utilizas levadura fresca, debes disolverla con agua caliente y añadir tres veces más. Si de levadura seca se necesitan 5 gr., de la fresca hacen falta 20 g.
Es mejor la levadura natural, porque este pan queda un poco denso y con la levadura de panadero, sube más y queda más esponjoso.

** Normalmente los vasos de agua normales, tienen una capacidad de 200 ml. Algunos más grandes tienen 250 ml., si nuestros vasos son más grandes, no llenar del todo el vaso y obtendremos más o menos la cantidad de agua necesaria.
Como el agua hay que ir añadiéndola poco a poco, veremos si va quedando como debe, ( como un puré espeso).


                                                                      











No hay comentarios:

Publicar un comentario