sábado, 17 de septiembre de 2016

Mermelada de cerveza.

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.    

Ingredientes:  

4 manzanas granny smith, (verdes)
1 vaso de agua mineral
1 vaso de cerveza ¨rubia¨
1 vaso colmado de azúcar
1 cucharadíta de miel
el zumo de 1 limón
una pizca de la piel de una naranja rallada
una pizca de canela en polvo

Preparación:

En un cazo poner la cerveza, la canela, el zumo de limón, la naranja rallada sin lo blanco, la miel y el azúcar, removerlo todo y dejar que se vaya haciendo el jarabe a fuego muy bajo, para que no se pegue el azúcar. Una vez se ha conseguido el caramelo, ( unos 15 minutos aprox.), apagar el fuego, retirar el cazo y dejar reposar mínimo 6 h. hasta un máximo de 12 h. En verano dentro de la nevera y en invierno puede dejarse fuera de ella.

Cuando haya reposado el jarabe, vamos ha hacer el puré de manzana. En una olla se pone el vaso de agua y las 4 manzanas peladas y cortadas a dados pequeños. Se sube el fuego y cuando empiece a hervir, se baja y se deja que se vaya cocinando la manzana hasta que se haya casi deshecho, (unos 20 minutos).

Una vez cocinada la manzana, se mezcla con el jarabe y se deja hervir a fuego muy bajo durante unos 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se tritura todo, o lo podemos dejar tal como está, si nos apetece más una textura más grumosa.

Dejar enfriar y reposar unas 12 horas en la nevera.

Consejos y comentarios:

La manzana puede ser la que queramos, pero a poder ser mejor ácida, pues si es demasiado dulce, la mermelada queda muy empalagosa, no obstante siempre es cuestión de gustos.

La cerveza, también puede ser la que queremos, la de la receta es una rubia suave, pero podemos experimentar con cerveza negra, tostada, etc.

Mejor no excederse con la miel, pues poner demasiada, puede enmascarar el sabor del conjunto. Es mejor elegir una miel suave, como la de milflores.

A la mermelada, se le puede añadir, anís estrellado, vainilla, cardamomo, etc., todo dependiendo de nuestros gustos. 

Yo he hecho la versión sencilla, pero se le puede añadir más cosas y hacer las variaciones que queramos.

En la temporada de invierno, podemos sustituir la piel de la naranja rallada, por piel de mandarina, siempre evitando la parte blanca, pues amarga.

Esta mermelada, está muy buena, con tostadas, queso y la mermelada encima.


                                                               


No hay comentarios:

Publicar un comentario