sábado, 6 de febrero de 2016

Bizcocho de chocolate rápido al microondas

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.     

Ingredientes:

1 yogur natural
1 medida de yogur de harina
1 medida de yogur de azúcar
1 huevo
3/4 de medida de yogur de chocolate en polvo
1/2 sobre de levadura química
3/4 de medida de yogur de aceite o mantequilla
1 pizca de sal

Preparación:

Poner en un bol el yogur. Utilizando el envase de yogur como medida, llenarlo hasta arriba de azúcar y diluirlo con el yogur. Cuando este todo bien mezclado, añadir el huevo, la levadura y la sal, mezclarlo todo hasta que quede bien homogéneo. Incorporar el aceite o mantequilla derretida y el chocolate, mezclar otra vez y por último agregar la medida de yogur con la harina. 
Removerlo todo hasta que quede una masa con la textura de unas natillas y todo tenga el color homogéneo del chocolate.
Una vez hecha la masa del bizcocho, embadurnar con mantequilla o aceite un recipiente apto para microondas, y enharinarlo ligeramente, para que no se pegue la masa del bizcocho.
Ponerlo en el microondas a potencia máxima, entre 5 y 8 minutos, dependiendo de la potencia del horno.
Una vez acabado de cocinar el bizcocho, dejarlo dentro del microondas hasta que se enfríe del todo, para que no haya contraste térmico, evitando que se baje la tarta.
Una vez frío, desmoldarlo con cuidado y adornarlo a nuestro gusto con, chocolate derretido, nata, crema, mermelada, azúcar glassé, frutos del bosque, etc.

Vino recomendado:

Un tinto tipo, Milflores 2015 de la Rioja, o un Cava, Brut Nature, tipo Mont Marçal de Perellada, Cataluña.
Servir el vino tinto entre 12-14 grados y el cava entre 6-8 grados.

Consejos y comentarios:

Este es un bizcocho muy bueno, super rápido y super esponjoso.
La medida del yogur es ideal para no tener que pesar los ingredientes y acertar de pleno, pues en la pastelería, no se puede cocinar a ojo como en la cocina de comida salada. Si queremos sustituir el yogur por leche, lo podemos hacer, vaciamos el yogur y utilizamos el recipiente como medidor. Si queremos hacer un bizcocho más grande, solo tenemos que duplicar las medidas del yogur.
Si utilizamos yogur, podemos poner el que queramos, natural, desnatado, griego, con sabores, con trozos, etc.
La harina puede ser blanca o integral.
El azúcar blanco o moreno, aunque si utilizamos moreno debemos poner 1/3 de taza más, pues endulza menos y si en lugar de azúcar utilizamos miel, también debemos incrementar la cantidad en 1/3 más,( dicen que endulza más que el azúcar, pero yo creo que no).
Si el bizcocho lo quereis un poco menos dulce, de puede poner menos azúcar y en el caso que no podáis consumir azúcar, se puede sustituir por edulcorante.
* Hay un sustituto natural del azúcar, que no eleva los niveles de glucosa en sangre y practicamente no tiene calorìas llamada Stevia, es fácil de encontrar en parafarmacias, tiendas de dietética y herboriaterìas. Hay que vigilar y no comprar en sobres o líquido porque es artificial.
El chocolate en polvo, puede ser tipo colacao, o el que utilizamos a la taza para comer churros, o podemos utilizar chocolate en tableta y derretirlo al baño maría, queda igual de bueno, pero se incremente el trabajo.
La levadura la recomiendo química tipo Royal, con esta siempre aciertas.
La sal, incrementa el dulce de los postres, pero solo debe ponerse un pellizco.
La grasa del bizcocho depende de los gustos, sale igual de bueno con mantequilla, que con aceite, la diferencia es el sabor residual, con la mantequilla es un poco más suave y con aceite, sobre todo si es de oliva, tiene un sabor un poco más potente, parecido al de las magdalenas, pero los dos son igualmente sabrosos y deliciosos.
El aceite puede ser de oliva, o girasol.
Podemos sustituir la mantequilla, por margarina de calidad, aunque con esta no sale tan gustoso.
Se pueden hacer bizcochos individuales, con tazas de café con leche. Las proporciones aproximadas, serían de 1/3 de envase de yogur de todos los ingredientes, excepto el huevo que se pone entero. El tiempo, dependiendo del microondas, sería también 1/3 más o menos.     
*Una manera infalible de saber si un bizcocho está en su punto, es clavar en el centro, un palillo de comida china, una aguja de hacer punto, la barìlla de una brocheta, etc. y si sale limpio sin restos de masa, es que está en su punto.


                                                                              



No hay comentarios:

Publicar un comentario