domingo, 16 de agosto de 2015

Tostadas mexicanas

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.

Ingredientes:  

1 paquete de tortillas mexicanas integrales
2 pechugas de pollo
queso en lonchas
2 aguacates
1 cebolla mediana
1 tomate mediano
 3 ramas de cilantro
1/2 jalapeño
aceite de oliva virgen extra
1 limón
pimienta
sal

Preparación:

En una sartén se fríen las pechugas de pollo, con una cucharada de aceite, previamente salpimentadas. Cuando estén bien hechas, se sacan del fuego y se reservan.
Preparamos un guacamole de la siguiente manera.
Pelamos los aguacates, los cortamos a trozos gruesos y los regamos con el zumo del limón para que no se vuelvan negros.
Cortamos las cebolla a dados pequeños y el tomate después de lavarlo bien y desinfectarlo con vinagre, lo cortamos también a dados muy pequeños.
Trituramos el aguacate con un tenedor y lo juntamos con la cebolla y el tomate. Le ponemos un poco de sal y una pizca de pimienta, lo mezclamos todo hasta que quede lo más homogéneo posible y ya al final, el cilantro finamente picado y el jalapeño cortado muy pequeño. Lo volvemos a mezclar todo y ya tenemos un guacamole típico de México.
Por otro lado, deshilamos la pechuga a un grosor que nos guste, ( desde muy fina, hasta a trozos parecidos a juliana), reservamos.
En una sartén, freímos con abundante aceite las tortillas, hasta que queden crujientes y doradas, las sacamos del fuego y montamos el plato.
Ponemos una primera tortilla frita, la untamos con guacamole, le ponemos encima el pollo desmigado, una loncha de queso de fundir y lo tapamos con otra tortilla frita que al estar caliente, fundirá el queso. 

Vino recomendado:

Un blanco seco tipo, Mía Freixenet Blanco 2014 de Cataluña o un, Marqués de Vizhoja 2014 de Galicia.
Servir entre 8-10 grados.

Consejos y comentarios:

Las tortillas mexicanas, pueden ser también de maíz o de trigo normal.
El queso puede ser cualquiera que se funda bien.
El guacamole puede picar o no, dependiendo de nuestro gusto personal. De la misma manera que si lo que remos picante, la intensidad variará según nuestro criterio.
Si no encontramos jalapeños, lo podemos hacer con guindilla seca, o en un momento dado podemos utilizar pimentón picante.
El pimentón es pimiento seco y molido, por lo tanto, si ponemos pimentón, no desvirtuamos la receta.
El cilantro se puede sustituir por perejil, es parecido y el plato queda igualmente bueno. Nosotros tenemos la costumbre de utilizar perejil y en sudamérica y oriente el cilantro, son de la misma familia y las diferencias son muy sutiles.


                                                                          







                                                                                                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario