miércoles, 12 de agosto de 2015

Paté de higaditos de pollo.

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.

Ingredientes:      

12 hígados de pollo
1 loncha jamón york   
1 cucharada sopera de manteca de cerdo.
mantequilla
hierbas variadas, ( tomillo, orégano, romero)
1 hoja pequeña de laurel   
pimienta negra
1 cucharada sopera de coñac
agua mineral
sal.

Preparación:

Limpiar los hígados de grasa y lavarlos.
Ponerlos enteros a hervir con agua caliente, sal y la hoja de laurel durante unos 10 minutos a fuego medio.
Una vez transcurrido el tiempo, sacarlos del agua y escurrirlos bien para que no queden restos de agua.
En una sartén con 1 cucharada de mantequilla, poner los hígados, hechar la pimienta, poner una pizca de las hierbas aromáticas y tenerlos un par de minutos y retirarlos, ( ojo, porque si no se han secado bien los hígados, pueden salpicar un poco, mejor taparlos).
En la misma sartén pasar la loncha de jamón york unos segundos por cada lado, para darle un punto de frito y quitarle la textura de hervido.
Reservar la grasa de la sartén.
Poner en una trituradora eléctrica, los hígados, el jamón york, una cucharada de manteca de cerdo a temperatura ambiente, el coñac y la grasa que haya sobrado de la sartén.
Lo trituramos hasta que quede con la textura deseada, lo ponemos en un recipiente, dejamos que se enfríe del todo, lo tapamos y lo dejamos reposar en la nevera unas 12 horas.

Vino recomendado:

Un tinto joven tipo, Protocolo Tinto 2013 de Castilla-La Mancha, o un Paco By Paco y Lola 2014 de Navarra.
Servir entre 12-14 grados.

Consejos y comentarios:

El paté se puede hacer con cualquier otro tipo de hígado, pero en ese caso la cocción deberá ser más larga, (unos 10 minutos más).
Si lo hacemos con cualquier otro tipo de hígado el sabor será más fuerte.
Se puede sustituir el coñac por vino blanco, aunque el coñac o brandy es ideal para los patés.
Al paté se le añade manteca porque requiere una parte de grasa, se le puede poner tocino, pero entonces es más complicado para triturar, no obstante si deseamos una textura más gruesa y rugosa, el tocino es ideal.
Los patés de hígado requieren un reposo, mínimo de 12 horas, para que los sabores y olores se fundan y se mezclen bien. 


                                                                        

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario