jueves, 29 de diciembre de 2016

Galets rellenos de gambas ⭐⭐⭐

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.

Ingredientes:

1 paquete de galets gordos
1/2 kg. de gambas peladas congeladas  
1 paquete de palìtos de cangrejo                                    
2 bricks pequeños de nata para cocinar
1 paquete de queso rallado o en polvo
perejil
2 dientes de ajo
orégano
pimienta blanca
aceite de oliva virgen extra
sal
agua mineral

Preparación:

Poner una olla al fuego con agua y sal y cuando empiece a hervir, echar los galets. Dejarlos unos 15 minutos, ( para que queden al dente), apagar el fuego, escurrir, aclarar, dejar que se enfríen y ponerlos en la nevera por lo menos 1 h. para que cojan consistencia y no se rompan.

Descongelar las gambas en la nevera, lavarlas y escurrirlas.

Poner en una sartén dos cucharadas de aceite, echar los ajos, dejarlos hacer por espacio de 1 minuto a fuego bajo, para que no se quemen, incorporar las gambas, salpimentar, añadir el perejil trinchado, y dejarlo cocinar todo, por espacio de 1 minuto, reservar.

Cortar las gambas a troìtos, ponerles una pizca de orégano, añadir 12 palìtos de cangrejo troceados y rellenar los galets, con una cucharilla de café.

En un cazo, poner toda la nata y todo el queso rallado o en polvo. Ponerlo a hervir a fuego muy bajo, removiendo constantemente para que no se pegue, y cuando veamos que empiece a hacer burbujítas, apartar del fuego. Rectificar de sal, si es necesario

Poner los galets en una fuente, añadir la mezcla de nata y queso y ponerlos a gratinar en el horno, hasta que esté la pasta ligeramente dorada.

Vino recomendado:

Un blanco seco, tipo, Mía de Freixenet 2014 de Cataluña, o un Verdeo 2014 de Rueda.       Servir entre 8-10 grados.

Consejos y comentarios:

Dependiendo de los gruesos que sean los galets, pondremos más o menos unidades por persona y el tiempo de cocción también variará, dependiendo de lo gordos que sean. Mejor mirar siempre, las indicaciones del fabricante.

Los galets mejor si son con pasta al huevo, porque son mucho más sabrosos y quedan más al ¨dente¨ 

No conviene hacer demasiado las gambas, pues se cocinan enseguida y pueden quedar resecas. Además, al tenerlas que poner a gratinar, si han quedado algo crudas, con el calor del horno  se terminarán de hacer.

En lugar de gambas, se pueden utilizar langostinos.

El relleno, se puede hacer con gambas o langostinos frescos, pero evidentemente el plato se encarece y tiene más trabajo al tener que pelar el marisco.

Para abaratar más el plato, lo podemos hacer integramente con palítos de merluza.

La nata puede ser baja en calorías.



                                                                                
         



                                                                            






                                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario