martes, 11 de agosto de 2015

Carne picada con setas.

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.

Ingredientes:     

800 gr. de carne picada mezclada
300 gr. de setas de temporada
1 pimiento rojo pequeño
1 tomate maduro mediano
1 chalota grande
cilantro
pimienta negra.
aceite de oliva virgen extra.
sal

Preparación:

Pelamos, lavamos y cortamos a dados pequeños la chalota y el pimiento rojo, lo freímos en una sartén, con tres cucharadas de aceite, a fuego lento. Lo salpimentamos y dejamos que se poche hasta que la chalota esté transparente.
Por otro lado, cortamos los tallos de las setas que contienen tierra, las lavamos y las cortamos a dados medianos.
Una vez cocinados la chalota y el pimiento, añadimos el tomate cortado muy pequeño, las setas y la carne picada, lo salamos ligeramente y lo dejamos hacer a fuego lento hasta que esté cocinado.
Añadimos el cilantro trinchado, lo rectificamos de sal si es necesario, y ya tenemos terminada una carne picada diferente y buenísima.

Vino recomendado:

Un tinto tipo, Juan Gil 4 Meses de Jumilla de Murcia, o un Faustino VI Tinto de la Rioja.
Servir entre 16-18 grados.

Consejos y comentarios:

La carne mezclada, acostumbra a ser mitad de ternera y mitad de cerdo, pero podemos utilizar la carne que queramos, sola o mezclada, como por ejemplo, caballo, cordero, pollo, pavo, etc,.
Las setas pueden ser las que queramos de la temporada. Como frescas se acostumbran a conseguir en otoño, el resto del año podemos utilizar, secas,, en conserva, congeladas, etc. 
Se puede utilizar cualquier tipo de seta, solas o mezcladas, como boletus, robellones, rabozuelos, trompetas y los abundantes y conocidos champiñones que podemos conseguir frescos todo el año.
Si no conseguimos chalota o es cara, podemos sustituirla por la parte blanca del puerro,más ajo, que unidos dan un sabor similar a la chalota.
También la podemos sustituir por cebolla tierna, que no es tan fuerte como la cebolla seca y añadirle también ajo.
El cilantro es parecido al perejil, pero más perfumado, si no lo encontramos, podemos sustituirlo por perejil sin problema.
Los pimientos rojos, acostumbran a ser grandes, si no conseguimos uno pequeño, poner medio.
Esta carne picada, se puede comer tal cual, añadiendo patatas fritas de acompañamiento
También para hacer canelones, lasaña, pasta, albóndigas, relleno de patatas, berenjenas, calabacínes, pimientos, como canapés encima de una tostada, etc. etc.


                                                                           


                                                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario