martes, 25 de agosto de 2015

Arroz persa

Las proporciones de esta receta son para 4 personas.

Preparación:  

1/2 kg. de arroz variado
500 gr. de carne de cordero del cuello      
1 cebolla grande
1 zanahoria grande
2 cucharadas de uvas pasas sin pepitas
aceite de oliva virgen extra
romero
pimienta negra
sal
1 l. de caldo de verduras **

Preparación:

Cortar la carne de cordero a trozos pequeños, salpimentarla y rehogarla en una sartén con 4 cucharadas de aceite, hasta que esté medio dorada. Una vez medio dorada, añadir la cebolla y la zanahoria,peladas, lavadas y cortadas a dados pequeños, añadir un poco de sal, mezclarlo con la carne y dejarlo que se haga por espacio de 15 minutos a fuego lento y tapado. 
Añadir un poco de romero, las pasas y el arroz, removerlo bien para que todo se mezcle e incorporar el doble de caldo que de arroz. Dejarlo que se haga durante unos 20 minutos a fuego fuerte primero y cuando empiece a hervir lo bajamos la mínimo. 
Si vemos que hace falta un poco más de caldo hacia el final de la cocción, añadimos un poco más previamente calentado, para que no se corte el hervor. Si el arroz para de hervir cuando echamos el caldo, subimos el fuego y cuando recupere el hervor, lo volvemos a bajar.
Lo probamos de sal, rectificamos si es necesario y comprobamos si el punto de cocción del arroz está a nuestro gusto. 
Servir inmediatamente.

Vino recomendado:

Un tinto tipo, Bozeto 2014 de la Rioja, o un Ercúlea Monastrell 2013 de Murcia.
Servir entre 16-18 grados.

Consejos y comentarios:

La carne de cordero, puede ser de cualquier otra parte del cordero, pero la de cuello es muy sabrosa y está muy bien de precio.
La carne de cordero, puede sustituirse por carne de ternera, pollo, etc., aunque para este plato es ideal la carne de cordero.
El plato puede hacerse, con arroz blanco redondo o integral, aunque la mezcla de arroces le aporta diferentes texturas, sabores y color.
La mezcla de arroces es muy fácil de encontrar en supermercados como Mercadona, Carrefour, etc.
Al arroz se le puede añadir pipas de calabaza o de girasol.
El caldo de verduras, puede ser caldo que nos haya sobrado de cocer verduras, judías blancas, etc. o hacerlo nosotros en un momento, con agua mineral con sal, una zanahoria, perejil fresco, cebolla y tomate pequeños.


                                                                         



                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario