sábado, 11 de julio de 2015

Salpicón de marisco.


Las proporciones de este plato son para 4 personas.


Ingredientes:  
                                                                              24 langostinos o gambas saladas medianas.
12 palítos de cangrejo.                                          
1/2 kg. de mejillones.
300 gr. patas de pulpo, sepia o calamar cocinados.
1 pimiento mediano rojo.
1 pimiento mediano verde, (los que son como los rojos).
1 cebolla mediana blanca.
olivas negras sin hueso.
1 diente pequeño de ajo.
aceite de oliva virgen extra.
vinagre blanco.
pimienta blanca o negra.
sal.

Preparación:

Pelar las gambas o langostinos y cortarlos por la mitad. Cortar los palítos de cangrejo a trozos de 1 cm. aprox.
Abrir los mejillones al vapor, (sin agua, a fuego lento y con su propio jugo), dejarlos enfriar, quitar de la cáscara y reservar.
Cortar las patas de pulpo, calamar o sepia a trozos medianos.
Cortar a trozos pequeños, los pimientos y la cebolla y trinchar muy pequeño el ajo.
Una vez todo frío y cortado, ponerlo en un bol y añadir las aceitunas, aliñar con el aceite, vinagre, sal y una pizca de pimienta. 
Mezclar hasta que todo quede bien impregnado con la vinagreta y homogéneo.
Ponerlo en la nevera para que enfríe, hasta la hora de servirlo.

Vino recomendado:

Un blanco seco tipo, Can Rich de Ibiza, o un blanco tipo, Empordania Sinols, del Empordá, Cataluña.
Servir entre 7-10 grados.

Consejos y comentarios:

Si queremos, los mejillones pueden ser en escabeche de lata, le da un punto muy bueno y original.
También podemos poner patas de pulpo en lata, o bien calamares o trozos de pulpo en lata sin salsa, solo en aceite.
Si no encontramos pimiento verde de los gordítos, podemos poner de los italianos alargados.
La cebolla mejor blanca, porque ya hay mucho color en el salpicón, no obstante vale cualquiera, el color es más por el cromatismo que por el sabor.
Se puede sustituir la cebolla, por cebolleta.
Se pueden poner cualquier tipo de aceitunas, pero mejor sin hueso y negras, por el contraste de colores y por la comodidad de no tener un hueso en la boca comiendo.
El salpicón debe servirse bastante frío.
Hay diferentes tipos de presentaciones como se muestra en la foto.


                                                                                 



                          



No hay comentarios:

Publicar un comentario