domingo, 7 de junio de 2015

Ensalada de fresas con vinagreta de miel.

Las proporciones de este plato son para 4 personas. 


Ingredientes ensalada:                                                                    
400 gr. de fresas.
2 aguacates.
50 gr. de guisantes frescos.
300 gr. de espinacas frescas.
100 gr. de jamón ibérico.
100 gr. de queso curado.
100 gr. de nueces pecanas.
1 limón.


Ingredientes vinagreta de miel:

 1 vasíto de aceite de oliva virgen extra.
1/2 vasíto de vinagre balsámico.
2 cucharadas de miel.
pimienta blanca.
sal.

Preparación:

Cortar los rabítos de las espinacas,dejar solo un poco, lavarlas,dejarlas escurrir.
Lavar muy bien las fresas, cortarlas por la mitad o a cuartos dependiendo de su tamaño.
Quitar los guisantes de las vainas, lavarlos.
Pelar los aguacates, cortarlos a dados y echarles limón por encima para que no se vuelvan negros.
El queso se corta en trozos pequeños.
Cortar el jamón a trozos medianos y pasarlo por la sartén sin aceite hasta que esté doradíto y crujiente.
Aparte prepararemos la vinagreta de la siguiente manera. Poner en un recipiente, una pizca de sal por persona, el vinagre,el aceite, la miel y la pimienta blanca, (poca), por ese orden. Así el vinagre deshace la sal.
Para emplatar la ensalada, colocares como base las espinacas, después las fresas,el aguacate, el queso, el jamón, las nueces y los guisantes crudos. Seguidamente aliñaremos la ensalada con la vinagreta de miel y ya está listo el plato.


Vino recomendado:

Un blanco suave y afrutado tipo, Extrisímo Bach, o un Baluarte verdejo de Rueda. Servir a unos 6 grados.

Consejos y comentarios:

Si no es temporada de guisantes, no pongáis, porque los de conserva son muy blandos y los congelados normalmente también se tienen que cocinar y lo que buscamos es la textura crujiente y dura del guisante. Podemos sustituirlos por rabanítos pelados, para dar contraste de color a la ensalada, pues ya tenemos el rojo de las fresas.No obstante si no los queremos pelar, no pasa nada.
Las nueces pecanas, se pueden sustituir por nueces normales.
Si ya ha pasado la  temporada de las fresas, las podemos sustituir por sandía, melón, melocotón, etc. y si la queremos comer en otoño-invierno, podemos sustituirlas por naranjas o mandarinas.
Si queremos preparar una ensalada tibia, a las espinacas se les puede dar un ligero hervor.
El jamón ibérico, se puede sustituir por jamón salado normal, o se puede sustituir también por bacon, aunque no resulta tan saludable.
Los más valientes, pueden sustituir o agregar granos de wasabi, que le dan textura crujiente y picante.
El queso puede ser manchego curado, roquefort, azul, grana padano, chedgar inglés, etc.


                                                                          

















No hay comentarios:

Publicar un comentario