domingo, 25 de enero de 2015

Pavo en salsa de queso y champiñones


Las proporciones de éste plato son para 4 personas.

Ingredientes:
                                                                               1  1/2 kg. de pavo
1/4 kg. de queso del que mas os guste,
(roquefort, azul, manchego, grana padano, etc.), curado o semicurado.
4 lonchas de queso tipo tranchetes.
leche, ( un vaso de cortado).
champiñones, ( si son frescos, medio kilo, sin son de lata, una lata).
pimienta.
perejil, (fresco o seco).
aceite de oliva virgen extra.
sal.

Preparación:

Se corta el pavo a nuestro gusto y se salpimienta. Se pone a freír en una sartén con un poco de aceite. Primero a fuego fuerte para que se dore y después a fuego lento para que se acabe de hacer por dentro, ( si lo tapais con una tapadera, se hará más rápido y quedará más jugoso).
Una vez cocinado el pavo, se aparta y en el  jugo que ha quedado del pollo, se le añade el queso que os guste, la leche, y los cuatro tranchetes. Se pone a fuego lento y se remueve hasta que se haya deshecho todo y quede como una crema. Si hace falta se le puede añadir un poco más de leche, depende de lo espeso que lo queráis. Cuando esté acabado se le añade el perejil, ( solo un poco).
Aparte se preparan los champiñones, ( si son naturales, se limpian, trocean y cuecen y sin son de lata solo hace hace falta trocearlos al gusto, en el caso de que sean enteros).
Una vez todo preparado, se  añaden los champiñones al queso, Se calienta el pollo y se le echa la crema de queso con los champiñones por encima, se deja hacer chup, chup unos diez minutos  y ya está listo para comer.
Dejar reposar una 1/2 hora.

Vino recomendado:

Un Ribeiro blanco seco, un cava brut nature tipo Anna de Codorniu o un brut reserva, tipo Segura Viudas.

Servir el vino blanco entre 8-10 grados y los cavas entre 6-8 grados.

Consejos y comentarios:

A la salsa de queso normalmente no se le añade sal, a menos que le pongáis mucha leche, probar y si hace falta rectificar de sal.
Se puede sustituir el pavo por cualquier carne , ( filete, lomo, pollo, etc.).
El perejil si es fresco hay que poner muy poco pues tiene mucho aroma y puede prevalecer sobre los otros aromas y sabores. Si es seco se puede poner un poco más pues es mucho menos aromático.
Se puede servir tal cual o acompañado de patatìtas pequeñas redondas fritas o patatas grandes cortadas y fritas como patatas bravas.
Otra guarnición muy interesante es: manzanas de las amarillas cortadas en cuatro trozos, pasadas por la sartén con mantequilla.


 

                                                                   

                                                            



No hay comentarios:

Publicar un comentario